Modalidad 40, disfruta tu vejez con pensión de $50 mil
Retiro

Modalidad 40, disfruta tu vejez con pensión de $50 mil

Con la Modalidad 40 del IMSS, los trabajadores podrán incrementar sus semanas cotizadas y el monto que recibirán al retirarse

Por: Agencia Reforma

Si cotizaste y trabajaste ante el IMSS antes del 1 de julio de 1997 ¡puedes pensionarte con hasta 50 mil pesos a los 65 años! Descubre cómo lograrlo con la Modalidad 40

Modalidad 40 IMSS

La Modalidad 40 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es un régimen en el cual los trabajadores que ya no puedan seguir aportando su cuota bajo el Régimen Obligatorio debido a que fueron dados de baja por el patrón, tengan la posibilidad de aumentar el número de semanas cotizadas e incrementar la cantidad de su pensión de manera voluntaria.

Este tipo de régimen, oficialmente llamado Continuación Voluntaria en el Régimen Obligatorio, está enfocado en aquellas personas que dejaron de trabajar y cotizar ante el IMSS pero que, a través de sus propios medios, por ejemplo que hayan iniciado un negocio, buscan seguir aportando sus cuotas para el retiro.

Requerimientos:

Ley 73 del IMSS, antes del 1 de julio de 1977
  • Haber cotizado en el IMSS antes del 1 de julio de 1997, referente a la Ley 73 del Instituto.
  • Al momento de inscribirse a la Modalidad 40, no deben haber pasado más de cinco años desde su última aportación bajo el Régimen Obligatorio.
  • Tener, por lo menos, 52 semanas cotizadas dentro de esos últimos cinco años.
  • Haber sido dado de baja por su patrón y no pertenecer a ningún otro trabajo que le genere cotizar ante el Seguro Social.

Lea ¿Qué necesitas saber si vas a cobrar una póliza de seguro?

Inscribirse a la Modalidad 40

Hay dos formas de afiliarse a esta modalidad, mediante una solicitud en escrito o a través de la pagina de internet del IMSS.

  • En la primera opción, el trabajador deberá ir a su clínica correspondiente, en un horario de lunes a viernes de 8:00 a 15:30 horas, y presentar comprobante de domicilio, identificación oficial y el último recibo de la cuota patronal para llenar el formulario.
  • A través del sitio en línea, sólo debe proporcionar su Clave Única de Registro de Población (CURP), Número de Seguridad Social y un correo electrónico.
¿Cómo funciona la Modalidad 40?

Una vez que el trabajador esté afiliado, hay un periodo de cinco años en el que deberá cubrir el pago mensual de su cuota adelantada correspondiente al 10.075 por ciento de su último salario en el que cotizó.

  • Después, el IMSS hace un promedio de esos cinco años con base en la cantidad de dinero que acumuló el trabajador para decidir el monto que recibirá a la edad de su retiro.
  • Por ejemplo, una persona que se quiera jubilar a los 60 años, pagará de los 55 a los 60 años el porcentaje mencionado si quiere la pensión máxima, que son los 25 salarios mínimos, alrededor de 50 mil pesos.
  • El primer pago de su pensión lo recibirá a los 60 años, pero no será la totalidad del cálculo realizado por el IMSS. Con cada año que avance recibirá una porcentaje mayor de su pensión hasta que llegue a los 65 años, edad en la que recibirá el 100 por ciento durante el resto de su vida.
  • Bajo esta modalidad, el trabajador no podrá recibir más de 50 mil pesos de pensión mensual dado que es el límite que estipula la ley.
  • En cuanto a sus aportaciones voluntarias, no podrá cubrir una cuota menor a lo que había recibido del patrón en su último año de cotización. Sin embargo, sí tiene un límite en cuanto al máximo que deberá aportar bajo la Modalidad 40, que son aproximadamente 6 mil 200 pesos al mes.
¿Qué tipo de coberturas tiene el trabajador en la Modalidad 40?
  • Invalidez: en caso de sufrir un accidente en el ámbito profesional.
  • Vida: en caso de fallecer.
  • Retiro: una vez que decide inciar el proceso para retirarse de trabajar.
  • Cesantía: periodo que abarca de los 60 a los 64 años.
  • Vejez: posterior a los 65 años
  • Gastos Médicos Pensionados: cobertura médica después de los 65 años.
Desventaja de la Modalidad 40

Mientras el trabajador se encuentre realizando sus aportaciones voluntarias bajo esta modalidad, ni él ni sus familiares cuentan con cobertura médica, ya que así está estipulado en la ley.

Podrá acceder al servicio médico una vez que esté en el proceso de cesantía (que inicia a los 60 años), de ahí en adelante, el trabajador ya cuenta con servicio médico dado que fue una parte del porcentaje que cubrió durante sus cinco años de aportaciones.

¿Y si se me pasó la fecha?

Una vez que el trabajador haya sido de baja por su patrón bajo el Régimen Obligatorio, sólo tiene cinco años para entrar a la Modalidad 40. Pero, en caso de que se le haya olvidado la fecha, deberá ser contratado de nuevo durante 52 semanas que son las estipuladas por la ley. Posteriormente se dará de baja para poder inscribirse a la Modalidad 40 e iniciar el proceso de aportaciones voluntarias.

Pero, si por alguna razón el derechohabiente deja de pagar su aportaciones voluntarias durante dos meses consecutivos, queda cancelada la Modalidad 40 y deberá empezar de nuevo el proceso de integración, iniciando con que lo contraten por lo menos un año para generar el mínimo de semanas cotizadas.

Fallecimiento 

Si el trabajador fallece dentro del periodo de los cinco años en que realizó sus aportaciones, el monto que logró acumular pasa directamente a su principal beneficiario, que puede ser su cónyuge, hijos menores de edad o hijos mayores de edad que demuestren seguir estudiando.

  • En este caso, el IMSS realiza un cálculo con el total de las aportaciones del trabajador fallecido y estipula el monto correspondiente al beneficiario.
  • Ahora, si el trabajador muere después de los 65 años, su pensión pasa automáticamente al principal beneficiario, sólo que en este caso ya no se le concederá el 100 por ciento de la mensualidad, sino el 90.
Todo en regla, todo bajo la ley

Actualmente, aún existen dudas en torno a si esta modalidad es legal o si un trabajador puede obtener una pensión mensual de 50 mil pesos.

Todos los puntos aquí mencionados están en la ley del IMSS en el Capítulo VIII, Artículo 218. De ahí que, en caso de que el IMSS no esté en disposición de pagar la pensión bajo la Modalidad 40 a un trabajador que cumplió con los requisitos y realizó sus aportaciones voluntarias, el posible afectado puede demandar al IMSS por incumplimiento legal de sus beneficios.

Fuentes: Lic. Francisco Avendaño Sol, Auxiliar de la Junta XV de la Federal de Conciliación y Arbitraje y Maestro en Derecho en la F.E.S. Acatlán

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS