Retiro

Pensión bajo las dos leyes del IMSS,¿cuál te corresponde?

Los trabajadores mexicanos pueden tener acceso a una pensión a través de los esquemas de la Ley IMSS  de 1973 y la Ley SAR de 1997.

Por Gabriela Guzmán León

Es importante que conozcas las características de los dos esquemas de pensión.

Es importante que conozcas las características de los dos esquemas de pensión. (Foto: Pixabay)

Los trabajadores en México pueden pensionarse a través de dos esquemas. El primero es bajo la Ley del IMSS de 1973, donde podrán obtener hasta el 100% del salario promedio de los últimos cinco años antes de la jubilación. En cambio, el segundo es para aquellos trabajadores que empezaron a cotizar en el IMSS a partir del 1 de julio de 1997 y se manejan a través del esquema de Afores. Para aquellos que iniciaron a cotizar antes de julio de 1997 tienen la opción de pensionarse bajo los dos esquemas, aquí te diremos cuáles son sus características.

Hay que señalar que estas dos vías de pensión cuentan con requisitos particulares, por lo que es necesario reflexionar lo que conviene de manera individual, es decir, tu decisión debe ser pensada de acuerdo con tus intereses considerando. En primer lugar debes saber bajo cuál ley te tocará pensionarte, y además el ingreso que recibías antes de tu retiro y el tiempo de cotización.

Puedes incrementar el monto de tu pensión a través del ahorro voluntario. Foto: Pixabay

Hay que resaltar que la Ley del IMSS de 1973 se mantenía financiada por los trabajadores activos. Sin embargo, a principios de la década de los noventas esta aportación disminuyó debido a que aumentaron los trabajadores que se retiraron, y la carga de tales aportaciones quedaba en manos de menos trabajadores activos. lo cual ocasionó un impacto en las pensiones.

Es así que en julio de 1997 se creó el SAR “Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro”, dando apertura a la modalidad de ahorro del salario percibido que operan las Afores “Administradoras de Fondos para el Retiro”.

El ahorro mensual que se maneja en la cuenta individual emana de tres fuentes que corresponde a la aportación mensual del patrón, al gobierno y el empleado, y representan un 6.5% del salario.

Entonces, para que vayas reflexionando en torno a la opción que te conviene más para ir elaborando tu plan de retiro, a continuación te dejamos algunos requisitos que debes considerar:

1) Ley del IMSS de 1973

Para poder acceder a una pensión bajo esta Ley, ya sea por motivo de cesantía o en su caso por tener 65 años, el trabajador deber tener los 60 años cumplidos y además, contar como mínimo 500 semanas cotizadas.

De tal manera que esta Ley se rige por el número de semanas cotizadas, es decir, a mayor número de semanas será mayor el ingreso que recibirá de pensión.

La cantidad que reciba el trabajador aumentará según las semanas extras que cotice así como la edad que tenga al momento del retiro, esto se multiplicará con el salario promedio que percibió en los últimos cinco años.

Bajo este esquema los ahorros que generaste en tu cuenta Afore se transfieren al IMSS, que será el encargado de administrar tu pensión.

Además al ser pensionado de la Ley del 1973 tienes derecho a recibir un aguinaldo que es equivalente a una mensualidad de la cantidad que cobrarás de pensión.

También para poder aumentar su pensión lo pueden hacer a través de una aportación voluntaria durante los últimos cinco años de su vida laboral mediante el Régimen Voluntario del Seguro Social.

2) Ley SAR de 1997

Bajo la lógica de esta Ley, el monto de pensión que reciba el trabajador será determinado por el ahorro que generó a lo largo de su vida laboral.

Para tener acceso a este tipo de jubilación el trabajador debe contar con 1, 250 semanas cotizadas, además si no te alcanza para tener la pensión mínima de 6000, 000 pesos no te preocupes el Estado pondrá la diferencia.

Para las personas que ya no podrán acceder a la Ley del 1973 tendrán que iniciar a realizar ahorros en su cuenta Afore y para aumentar la cantidad que percibirá en su pensión debe hacer aportaciones voluntarias.

Es muy importante pensar en el momento del retiro, pues es sustancial tener previsto la cantidad de la pensión que gozarás por eso debes considerar lo siguiente:

  • Debes verificar tu historial de seguridad social en la clínica correspondiente.
  • Hay que seguir cotizando en el Seguro Social con ese mismo número.
  • Es importante aumentar el salario base de cotización a través de las aportaciones voluntarios de los últimos cinco años.
  • Si cuentas con un ingreso extra debes considerar destinar una tercera parte a tu ahorro.

Para que continúes informándote de este y otros temas relacionados, te invitamos a visitar nuestra sección de Retiro.

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Retiro