El número de semanas cotizadas adquiere más relevancia que sólo saber cuántas son, pues es indispensable para pensionarte. (Reforma)
Retiro

Qué son las semanas cotizadas y para qué te sirven en la pensión IMSS

Cuando comienzas tu vida laboral en un empleo formal comienzas a cotizar y las semanas cotizadas comienzan a contar, pero si no sabes qué son te lo explicamos.

Por: Ivo Esqueda

El número de semanas cotizadas adquiere más relevancia que sólo saber cuántas son, pues es indispensable para pensionarte. (Reforma)

El número de semanas cotizadas adquiere más relevancia que sólo saber cuántas son, pues es indispensable para pensionarte. (Reforma)

Cuando inicias tu primer empleo formal, tu empresa o patrón debe afiliarte como asegurado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con lo que empieza el conteo de las semanas cotizadas que escucharás mencionar el resto de tu vida laboral. Pero si todavía no te queda claro cuál es su utilidad, te explicaremos de qué trata todo esto.

En el tiempo que prestes tus servicios como trabajador asegurado se irán haciendo aportaciones por tres vías, del IMSS, el empleador y el Gobierno federal; a este aporte tripartito se le llama “semanas cotizadas” y constituyen el requisito más importante para poder obtener una pensión por vejez, incapacidad o incluso para ser beneficiario de una persona que fallece.

Para qué sirven

En la actualidad el instituto ofrece la posibilidad de que cualquier asegurado y afiliado consulte su número de semanas cotizadas cuando va a realizar un trámite que lo requiera, o bien sólo cuando quiera conocer el dato.

Cuando vas a realizar un movimiento, que requiera una cantidad mínima de semanas cotizadas, estas van a depender del régimen de Ley del Seguro Social en el que estés registrado.

No sólo se trata de la jubilación, pues saber las semanas cotizadas que llevas en el IMSS también es necesario para saber si cubres los requisitos para hacer retiros parciales de tu ahorro para el retiro en caso de desempleo, atención médica, maternidad o para tu crédito Infonavit.

Todas estas operaciones exigen una cantidad de semanas cotizadas para poder proceder, y por ello conocer si cuentas con el número requerido podrás saber si como trabajador cumples con esa exigencia o si es necesario acceder a otras opciones para poder completar los trámites.

Consulta tus semanas cotizadas

Para acceder a esta información –tanto para uno de los trámites mencionados como para estar enterado- debes solicitar una Constancia, que es un documento que extiende el IMSS con la información de tus semanas cotizadas cuando trabajaste para uno o más patrones de modo formal.

Te sugerimos leer Mes del testamento: cuánto cuesta y requisitos en el Estado de México

Puedes conseguir la Constancia de Semanas Cotizadas fácilmente, mediante una computadora o teléfono inteligente con acceso a internet y teniendo a la mano tu Clave Única de Registro de Población (CURP), tu Número de Seguridad Social y tu cuenta personal de correo electrónico.

Recomendamos ¿Cómo puedo corregir los datos de mis beneficiarios en el IMSS?

En el documento encontrarás información como tu última alta y baja laboral, además de tu actual sueldo con el que te registraron y los siguientes datos:

  • Historial de movimientos en el IMSS.
  • Historial de Salarios Base.
  • Nombre o razón social del patrón.
  • Número de Registro Patronal de tu empleador.
  • Número de Semanas Cotizadas.
  • Número de semanas descontadas y
  • Número de semanas reintegradas.

Si todavía tienes dudas sobre tus semanas cotizadas como también para hacer una aclaración, puedes ponerte en contacto en la Subdelegación del IMSS que te corresponde, en el Departamento de Afiliación o al teléfono 800 623 23 23.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Retiro de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS