Al adquirir un plástico bancario, es probable que incluya un servicio de seguro, cuyo costo se cobra en la anualidad. (Pixabay)
Seguros

¿Qué cubre un seguro de tarjeta de crédito? Checa bien la póliza

El pago de una anualidad suele cubrir el costo de estos servicios que extiende tu institución bancaria y que forman parte del contrato al adquirir el plástico.

Por: Ivo Esqueda

Al adquirir un plástico bancario, es probable que incluya un servicio de seguro, cuyo costo se cobra en la anualidad. (Pixabay)

Al adquirir un plástico bancario, es probable que incluya un servicio de seguro, cuyo costo se cobra en la anualidad. (Pixabay)

En el mercado de productos financieros abundan las distintas clases de tarjetas de crédito, cada una con sus características y beneficios, que pueden incluir desde puntos que se van acumulando con los pagos, ventajas en viajes como millas en boletos de avión y otras asistencias, pero no termina allí la lista.

Es común que los plásticos bancarios cuenten con un vínculo a servicios adicionales como seguros que protegen contra eventualidades desde fraudes o robos hasta pérdidas de equipaje en viajes, o hasta cubrir por la muerte del titular de la tarjeta.

Estos seguros suelen incluirse en los contratos al adquirir el producto, en lo que se conoce como “letras pequeñas”, por lo que a veces los tarjetahabientes llegan a ignorar que estos servicios están asociados con su propio plástico y es importante conocer las condiciones o restricciones aplicables, en caso de que en una emergencia puedan sacar provecho de esta herramienta.

Normalmente que el costo de estos servicios forma parte de la anualidad que cobra la institución bancaria, y que pueden incluirse independientemente de la clase de tarjeta que se trate –clásica, oro, etc.-.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los seguros con cobertura por fallecimiento cubren al titular de la cuenta, pero también el saldo del cliente al momento del deceso. Pólizas de este tipo pueden otorgar hasta 50 mil pesos de indemnización a los beneficiarios que el cliente seleccione.

Cuando se trata de robos o extravíos, el seguro se encarga de reponer el recurso perdido a causa del uso indebido de una tarjeta que haya sido robada, extraviada, falsificada o hasta alterada y que protege a partir del momento en que se levante el reporte por uno de esos dos eventos.

Recomendamos No heredes problemas, consigue las escrituras de tu casa Infonavit

Si esto ocurre, lo primero que el cliente debe hacer es acudir al Ministerio Público a levantar un acta y enseguida hacer la notificación al banco para así deslindar las responsabilidades, además de revisar la cantidad con el que te cubre la cobertura del seguro. Lo normal es que te proteja solamente por gastos efectuados en las 48 horas anteriores al reporte, según aclara la Condusef.

Las compras protegidas son una forma de seguro que te ampara contra la sustracción de bienes de uso duradero, aunque sólo sobre un monto predefinido por la institución que extiende la tarjeta de crédito.

Te sugerimos leer ¿Quién va a pagar tu pensión: el IMSS, una aseguradora o la Afore?

También existe el seguro de accidente, en el que además del titular del plástico, quedan cubiertos su cónyuge y los hijos hasta los 23 años de edad, con indemnizaciones de hasta 500 mil dólares cuando ocurre muerte accidental o pérdida de miembros, cuando los pasajes del transporte se paguen con la tarjeta a proveedores autorizados de estos servicios.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Seguros de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS