Si se incendian las instalaciones la póliza puede amparar muebles e inmuebles propios o arrendados. Foto: Pixabay.
Seguros

Riesgos que corre tu negocio y son cubiertos por una póliza de seguro

Es pertinente que protejas tu negocio con pólizas de seguros para que no corras el riesgo de perder el patrimonio que con tanto esfuerzo construiste.

Por: Miguel Olivera

Si se incendian las instalaciones la póliza puede amparar muebles e inmuebles propios o arrendados.(Foto: Pixabay.)

Si se incendian las instalaciones la póliza puede amparar muebles e inmuebles propios o arrendados. | Foto: Pixabay.

Es admirable que una persona, por esfuerzo propio, logre crear e impulsar un negocio con todo lo que conlleva del monto de inversión realizada, la compra o renta del local, adquisición de insumos, equipo, contratación del personal y la administración.

Si cuando todo marcha ocurre un siniestro, como un incendio el patrimonio de esa persona se perjudica o hasta puede perderse en su totalidad, se habrán perdido entonces los empleos. Es necesario que reflexiones acerca de la contratación de un seguro para tu negocio.

La póliza contra robo incluye lo que sea sustraído del negocio, como mercancías, efectivo y valores; bienes de los clientes y de los trabajadores. Foto: Pixabay.

Razones por las cuáles contratar un seguro para negocio

De acuerdo con la Condusef, las aseguradoras tienen seguros para cubrir los negocios de acuerdo a las necesidades de los contratantes y también ofrecen pólizas comunes como las siguientes:

1. Maquinaria y equipo. Esta póliza te brinda la posibilidad de rentar máquinas y equipo parecido o igual al que se dañó en el percance, para que las operaciones no se interrumpan.

2. Cobertura por fenómenos hidrometeorológicos. Cuando las inundaciones provocadas por huracanes, granizo o lluvias torrenciales dañan tus bienes, la póliza lo cubre. Cuando las instalaciones o el equipo son dañados por sismos o erupción de volcanes, se debe contratar otra póliza.

3. Incendio. Si se incendian las instalaciones la póliza puede amparar muebles e inmuebles propios o arrendados.

4. Limpieza de escombro. Esta póliza cubre los gastos de demolición, desmontaje o los que se realicen para desocupar un área dañada y que deba ser reconstruida o reparada.

5. Cristales y anuncios luminosos rotos o destruidos. Esta póliza sólo aplica si los vidrios y anuncios se instalan en el negocio.

6. Robo. Es común que esta póliza incluya lo que se sustraigan del negocio, como mercancías, efectivo y valores; bienes de los clientes y de los trabajadores; benes de terceras personas que sean responsabilidad del negocio, robo con violencia y de artículos; dinero y valores en custodia de cobradores.

7. Asistencia empresarial. Esta póliza cubre la contratación de servicios especializados en: cerrajería, plomería, personal de limpieza, también la asesoría legal.

8. Interrupción de actividades. Esta póliza cubre la pérdida real de un negocio que dejó de realizar sus actividades por un siniestro que debe estipularse en el contrato.

9. Daños o pérdida de vehículos automotores. Comprende los vehículos resguardados o propiedad del contratante que se encuentren ubicados en el negocio.

10. Máquinas o equipo electrónico roto. Esta póliza ampara contra pérdida o daño de dispositivos móviles, portátiles o fijos. Pueden ofrecer dispositivos similares en renta, para que el negocio continúe operando.

11 Responsabilidad civil. Si la actividad de tu negocio provoca daños a terceros, la póliza del seguro debe cubrir los gastos que generen. Pueden determinarse los daños en función del giro de tu negocio.

También puedes leer: Cuando ocurre un choque, ¿por qué es importante que no huyas del lugar?

Puedes contratar un seguro que se ajuste a tus necesidades. Su costo dependerá de la cobertura que necesites y del giro de tu negocio.

Más información en nuestra Sección Seguros.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS