Seguros

Robos de vehículo: de la mentira a la realidad 

Para facilitar el trabajo, hay ladrones que se meten a páginas web de "segunda mano" y fingen interesarse por un coche, que finalmente le quitan al propietario por medio de la violencia.

Por Agencia Reforma

- 16/08/2020 05:47

Guadalajara, México (Noé Magallón) - Que no le digan, que no le cuenten. En torno al robo de vehículos han surgido muchas falsedades a lo largo de los años y varias de ellas se han quedado hasta nuestros días. 

Por ejemplo, está la historia de los supuestos escáneres que detectan baterías de litio. Muchos dicen que existen, pero ninguna corporación ha asegurado alguno.

"Hasta donde yo tengo conocimiento, nunca hemos detenido a alguien con ese tipo de artefactos (detector de batería de litio)", sostuvo un elemento de la Comisaría de Tlajomulco.

"Hay otro truco que una vez escuché que aseguraba que las alarmas de antes, como eran un poco más sensibles, te llegaban con un acumulador de coche y se las pegaban a las puertas, las raspaban para poder hacer contacto y que con eso se anulaban los sensores de las alarmas, metían una sobrecarga o algo así".

Robos de vehículo, de la mentira a la realidad. | Reforma / Victor Zubieta 

Lo que sí han podido confirmar son aparatos que detectan dispositivos electrónicos que están encendidos dentro del carro.

Los inhibidores de señales son, por otro lado, aparatos que ya se han encontrado varias veces junto con los ladrones.

"Cuando traen el vehículo en movimiento y se lo llevan, prenden el inhibidor de señal para que el GPS la corte y no los puedan seguir", dijo un miembro de la Policía tapatía.

Este elemento descartó, asimismo, la leyenda que sostiene que hay ladrones que hacen copias de las llaves por medio de la tapa de la gasolina, pues cada vez son menos frecuentes los autos que traen ese candado y porque la configuración del tambor no es el mismo que el de la puerta o el sistema de encendido.

Ponchar las llantas o marcar los rines con pinturas -para identificar el sexo de la víctima- también han entrado en desuso, aunque sí se utilizaban.

"Ahorita lo que buscan los ladrones es que los carros estén encendidos para llevárselos por aquello de que ahora la llave necesita estar cerca del sensor".

Para facilitar el trabajo, hay ladrones que se meten a páginas web de "segunda mano" y fingen interesarse por un coche, que finalmente le quitan al propietario por medio de la violencia.

La utilización de llaves limadas -o "chorlas"- para abrir y encender los vehículos, por ejemplo, se sigue viendo en delincuentes que sustraen, primordialmente, automotores de modelos atrasados.

"Hay cerrajeros que son compas de los lacras y también los que saben hacerlas. Yo he quitado varias en lo que tengo trabajando y en dos ocasiones (los ladrones) me dijeron que las hicieron compas cerrajeros", compartió un policía zapopano.

"La mayoría de veces, (sin embargo), dicen que se las encuentran tiradas".

Hay otros métodos que, aunque rudimentarios, han resultado efectivos incluso para robar vehículos modernos. 

"Les ponen una botella de plástico en la llanta para que suene, entonces el chofer se baja a revisar o casualmente lo dejas encendido (y se lo llevan los delincuentes)", añadió el uniformado.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Seguros