Tecnología

Fallas de seguridad de WhatsApp que debes conocer si la usas

El mensajero fue comprado por Facebook en 2014 y eso le ayudó a consoilidarse como el sistema de mensajería más utilizado en el mundo, pero en cuanto a seguridad aún tiene fallas por solventar. 

Por Orlando Samaniego

- 26/08/2020 06:31

El mensajero más popular del mundo es WhatsApp y aunque tiene competidores que lo superan en calidad, innovación, seguridad y hasta usabilidad, no se ve fácil quién le pueda ganar en número de usuarios. El crecimiento de WhatsApp fue tan importante que en el ya "lejano" año 2014, fue adquirido por Facebook por la nada módica cantidad de 19 mil millones de dólares.

Facebook pudo comprar a WhatsApp prácticamente arrebatándole de las manos esta adquisición a Tencent, empresa china de tecnología que pretendía minimizar a WhatsApp para que su propio mensajero, WeChat, no tuviese mayores rivales en el mundo. Sin embargo, al último minuto Facebook compró WhatsApp haciéndola aún más fuerte, pero, no necesariamente más segura.

Varios años han pasado desde esa "jugada maestra" de Facebook sobre Tencent. WhatsApp que ya iba creciendo tuvo una penetración de mercado mucho mayor en todo el mundo y hoy es el mensajero más utilizado del planeta, muy por encima del mismo Messenger de Facebook. 

En los años posteriores a la compra, WhatsApp se ha actualizado constantemente sin embargo, sigue teniendo fallas importantes en cuanto a seguridad respecto a otros competidores - siendo la rusa Telegram la más visible - y algunos de sus problemas de seguridad más notorios son los siguientes:

1. Respaldos de WhatsApp no encriptados

Los respaldos de WhatsApp son una función que nos ayuda mucho para no perder fotos, videos, audios, charlas o documentos que consideramos importantes. 

Tanto que la app permite activar un respaldo automático de toda esta información, sea en Google Drive o la iCloud de Apple. Sin embargo en estas plataformas los respaldos no están encriptados y quedan expuestos a un potencial riesgo de caer en manos equivocadas. Por ello debes valorar qué hacer con la información realmente sensible.

2. Tu Estado de WhatsApp no es realmente privado

Aunque pudiese parecer que es un dato menor, el diseño actual de WhatsApp permite que todos tus contactos que también tengan la app puedan acceder a tu Estado. La forma de cambiar esto es ir a los Ajustes > Cuenta > Privacidad > Estados. 

Allí podrás definir si tus Estados solo pueden ser vistos por tus Contactos, excluir algunos contactos en específico o solamente compartir con un grupo de personas. Sin duda, que por default esté visible para todos no es lo mejor. La recomendación es que si vas a poner Estados que no quieres que todo mundo vea, te des el tiempo de restringir el acceso a ellos. 

3. Los datos se comparten con Facebook, dueño de la app

Aunque inicialmente se dijo que pese a que Facebook comprara WhatsApp ello no implicaría que las dos apps compartieran datos, la verdad es que sí lo hacen. De hecho, no está todavía muy claro hasta qué punto llega este intercambio de información pero esto es real. El uso de los datos y el número de teléfono es algo que una app sabe de la otra. En Europa, esto fue motivo de una revisión de parte de las autoridades. 

Actualmente el mismo Facebook ha anunciado una pronta integración, con la que un usuario de Facebook Messenger podrá mandar mensajes a otro de WhatsApp y cada quién responderá desde su mensajero sin necesidad de estar en la misma app. A esta fusión también se unirá Instagram, propiedad de Facebook.

Otro detalle que puede representar una falla en la seguridad es la distribución de noticias falsas por medio de WhatsApp. Es cierto que la misma app ha dado pasos para combatir este problema pero aún es uno de sus grandes pendientes.

Por último, el uso de las versiones de WhatsApp Escritorio o WhatsApp Web incrementa los riesgos de que la computadora donde usas el mensajero sea infectada por un virus o que sea penetrada por hackers, ya que muchos delincuentes cibernéticos constantemente "clonan" páginas similares a WhatsApp para escritorio, buscando engañar a los usuarios de la aplicación. Igualmente, es un riesgo abrir enlaces de dudosa procedencia. 

Para dimensionar los riesgos que tiene WhatsApp solo tomemos en cuenta que más de mil millones de personas la usan en todo el mundo de manera regular. Con esa cantidad de usuarios, es fácil imaginar la cantidad de riesgos que puede representar. 

Sin embargo, también tiene posibilidades muy favorables en cuanto a la comunicación entre personas, más ahora en el actual periodo de pandemia, en la que muchos países están usando como una plataforma para el intercambio de tareas escolares y comunicación entre maestros y estudiantes.

En algunos países, WhatsApp ha implementado incluso la función de pagos por medio de su plataforma, la cual ha sido una prueba mayor para su seguridad. Esto porque implica la transferencia de fondos entre cuentas bancarias y se pasan por esa vía números de cuentas y de tarjetas de crédito. De manera informal, mucha gente hace lo mismo, sin embargo, es recomendable buscar opciones más seguras.

Para más información sobre WhatsApp visita la sección de Tecnología de Mi Bolsillo. Sigue a Mi Bolsillo en Google News activando la estrella. 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Tecnología