Usar la misma contraseña es un riesgo, por eso debes generar varias claves seguras.
Tecnología

¿Por qué son tan importantes las contraseñas?

Es probable que el uso de muchas claves a distintas redes o cuentas te genere incomodidad, pero será mucho peor que tus datos caigan en manos ajenas y comprometer tus finanzas

Por: Mi Bolsillo

Si eres de las personas a quienes les incomoda tener que insertar una contraseña cada vez que tienes que entrar a una red (Facebook, Instagram, Gmail, LinkedIn, etc) no estás solo. A todos nos pasa, pero el peor error que puedes cometer es usar la misma contraseña para todos los servicios que utilices.

Usar la misma contraseña es una práctica que si bien, te facilita la vida para acceder a distintas cuentas, si llega a caer en manos ajenas, esto puede representar un riesgo para tus datos, en especial si en tu correo o redes tienes alojada información financiera. 

Usar la misma contraseña es un riesgo, por eso debes generar varias claves seguras. | Pxhere.com

Riesgos de tener contraseñas débiles:

  • Personas ajenas podrán usar tus redes y publicar en tu nombre.
  • Personas ajenas podrán leer y contestar tus correos electrónicos, suplantando tu identidad.
  • Terceras personas podrán tener acceso a tus datos financieros, incluso a la banca online.
  • Personas ajenas podrán hacer compras que serán cargadas a tus cuentas, si tienes ligado el medio de pago a algún servicio digital, como plataformas de compra - venta o sistemas como Pay pal y similares.

Cómo tener contraseñas fuertes:

  • Elige contraseñas fuertes o robustas, incluye mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales
  • Aléjate de contraseñas como "abcdefg", "contraseña", "qwerty" u otras asociadas ala continuidad de letras del teclado.
  • No uses nombres de tus seres queridos, ni tus fechas de nacimiento.
  • No compartas tus contraseñas con nadie.
  • Existen gestores de contraseñas, que puedes usar para generar y guardar allí mismo tus contraseñas para distintos servicios. Ojo: para el gestor de contraseñas, necesitas UNA SOLA contraseña, donde estarán las demás.

Finalmente, otra recomendación es cambiar de manera periódica las claves de acceso. Y es que, aunque te parezca una contraseña muy difícil de descifrar, con el paso del tiempo se puede ver comprometida, por lo que no está demás cambiarla algunas veces al año.

Como último consejo, no uses redes de WiFi públicas (aeropuertos, cafeterías, bibliotecas, etc.) ya que a ellas se conectan muchos usuarios y si te toca alguno con ciertos conocimientos avanzados en tecnología, podría tener acceso a tu información personal. Tampoco compartas la clave de tu WiFi con cualquier persona. 

Fuente: Agencia Española de Protección de Datos

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS