Tips

Cómo negociar deudas y defenderte frente a despachos de cobranza

Cuando las deudas rebasan tu capacidad de pago, puedes quedar atrapado en una espiral sin fin de intereses impagables. Para evitarlo tienes que refinanciar tu adeudo.

Por Ivo Esqueda

-
Antes de llegar a cualquier acuerdo con un agente o despacho, los términos de la deuda tienen que ser aclarados de principio a fin. (Pixabay)

Antes de llegar a cualquier acuerdo con un agente o despacho, los términos de la deuda tienen que ser aclarados de principio a fin. (Pixabay)

Cuando las cosas se salen de control en nuestras finanzas personales, en que los gastos y compromisos en que incurrimos finalmente rebasan la barrera de lo que podemos solventar y las deudas comienzan a quitarte el sueño, es momento de hacer definitivamente algo y tomar las riendas de la situación. Habrá que acudir ante los acreedores y negociar un refinanciamiento de la deuda o una quita, ya sea con la institución de finanzas o ante el despacho de cobro. En semejantes casos, esto es lo que no debes perder de vista.

Aclarando la deuda

En el año 2020, se tuvo registro de 27 mil 75 quejas ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en contra de distintos despachos de cobro, lo cual refleja las dificultades en el proceso de saldar una deuda. Ante esto es que la Condusef hizo públicas estas recomendaciones para llevar a buen término la renegociación de los compromisos financieros.

Cuando tu capacidad de pago queda rebasada, puedes caer en una espiral sin fin de intereses impagables, lo mejor es redefinir las condiciones de tu adeudo. (Pixabay)

Antes de cualquier acuerdo o condiciones, el despacho de cobro tiene que poner sobre la mesa de forma clara la situación del adeudo, siguiendo estos procedimientos en todo momento:

  • Documentar por escrito los acuerdos, las negociaciones o refinanciamiento del préstamo o crédito. También tiene que señalar los términos y condiciones para que la oferta, descuento, condonación o quita se pueda reconocer sin lugar a dudas.
  • Dejar claro el importe a pagar, siempre desglosando la suma total en sus componentes como los distintos tipos de interés, ya sean ordinarios y moratorios, y diferenciarlos claramente de cualquier otra comisión que se busque cargar por concepto de gestiones de cobro.
  • Señalar si se paga la liquidación del adeudo o una parcialidad, pues esto evitará malos entendidos sobre qué es lo que se saldará con los pagos que se pacten para realizar.
  • Aclarar el número de la cuenta ante la financiera, con el objetivo de que el pago que se vaya a efectuar se procese precisamente con el número del crédito que se va a liquidar y que conste que ha sido saldada la deuda.

Antes de negociar

Cuando todos los datos mencionados han sido aclarados y no guardas ninguna duda al respecto, será muy importante que cualquier pacto y convenio –o pago- quede debidamente asentado por escrito, para asegurar que los acuerdos serán respetados. Ten en consideración esto antes de comenzar a negociar los términos de la reestructuración:

Consulta el Redeco. Un vistazo previo al Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) te permitirá cerciorarte previamente si en verdad es un despacho relacionado con la institución de finanzas o es un intento de fraude.

Lea Tarjetas de Crédito: cuatro tips para que pagues menos dinero

Reparadoras de crédito. Estos servicios no pueden solucionar tus deudas, sino arreglar el refinanciamiento por ti, o incluso asesorarte en temas legales y financieros para que puedas hacerte cargo de la deuda y los pagos para solucionarla, pero estos servicios tienen su costo.

No deposites a cuentas personales. Si en el despacho un agente te solicita pagos, bien sea en efectivo o depósitos bancarios una cuenta particular, no lo hagas, pues está prohibido que hagan estos requerimientos

Quita. Esta herramienta puede salvarte de tu lío financiero, pero acepta que tendrá sus consecuencias, pues dejará un registro en tu score de crédito, con lo que puede afectar en el futuro tu acceso a un crédito nuevo.

Buró de Crédito. Nadie puede borrarte de estos registros, ni personas ni instituciones, así que desconfía inmediatamente de quien te proponga realizar este procedimiento.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Tips de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Ivo Esqueda

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Tips