¿Cuándo le interesa al SAT fiscalizar tus cuentas bancarias?
Tips

¿Cuándo le interesa al SAT fiscalizar tus cuentas bancarias?

Si manejas una cuenta bancaria y haces depósitos en ella o te hacen transferencias de dinero, podrías estar bajo la lupa del SAT, te decimos en qué casos.

Por: Mi Bolsillo

Es muy común que las personas realicen la apertura de dos o más cuentas bancarias. En una de ellas se encuentran los ingresos que se reportan ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Y en la otra cuenta normalmente aparecen las entradas de dinero que no se registran de manera formal. ¿Se trata de un mecanismo que funcione para declarar menores ingresos de los reales? ¿Hay cuentas bancarias a las que el SAT no les haga algún tipo de fiscalización?

Hacerlo de esta amnera no sólo es una práctica incorrecta, también resulta inútil como mecanismo de protección. Esto se debe a que cada cuenta bancaria es fiscalizada y en algunos casos pueden resultar 'sospechosas' bajo ciertas circunstancias.

En este sentido, debes saber que las fiscalizaciones consideran las cantidades de dinero de los depósitos que se ingresan a las cuentas.

El SAT puede solicitar y recibir información de todas tus operaciones bancarias. Los ejemplos más sencillos son los depósitos y retiros que realizas del dinero que tienes en tus cuentas.Conocer estos movimientos es importante para que el SAT determine si lo que gastó un contribuyente sea congruente con aquello que ganó y declaró. 

Cuándo le interesa al SAT fiscalizar tus cuentas bancarias. Foto: Reforma.

El Código Fiscal de la Federación (CFF) señala en su artículo 32-B, que todas las entidades financieras y sociedades cooperativas de ahorro y préstamo en el país están obligadas a dar esta información de tus cuentas: depósitos, servicios, fideicomisos, préstamos o créditos que se otorguen a personas físicas y morales, o cualquier tipo de operación.

Es decir, si te pagan tu salario vía nómina, o si un banco te dio un préstamo, el SAT tiene la plena facultad de indagarlo. Las solicitudes de información que realice el SAT a las instituciones financieras podrán ser resueltas directamente o mediante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

También le recomendamos Tarjeta de crédito: por qué le conviene a los bancos que la tengas

Sin embargo, el SAT pondrá especial atención a aquellas cuentas en las que se realicen operaciones (depósitos) que rebasen los 15 mil pesos. Esto se debe que la Ley del Impuesto Sobre la Renta, en su artículo 55 Fracción IV, se establece como obligación que los bancos informen cada año, como límite el 15 de febrero, los depósitos en efectivo.

“...que se realicen en las cuentas abiertas a nombre de los contribuyentes, cuando el monto mensual acumulado por los depósitos en efectivo que se realicen en todas las cuentas de las que el contribuyente sea titular en una misma institución exceda de $15,000.00, así como de todas las adquisiciones en efectivo de cheques de caja”. 

Para el SAT, todos los depósitos a tus cuentas equivalen a ingresos

A menos que demuestres lo contrario, el SAT puede asumir que los depósitos que aparezcan en tus cuentas de banco, y que no equivalen con lo que el organismo tiene registrado en su contabilidad, representan dinero que ganaste y por el cual debes pagar impuestos.

Supón que conseguiste un préstamo por 100 mil pesos, y en cuanto te lo entregaron, fuiste a depositarlo en tu cuenta de banco. Como no hay elementos para asumir que se trata de una deuda, el SAT puede considerar que es dinero que no has declarado y exigir que pagues la contribución correspondiente.

Le sugerimos 5 películas que aumentan la inspiración de todos los emprendedores

Lo más recomendable es que te adelantes a un posible mal rato, y solicites asesoría contable para tener manera de comprobar de dónde salió ese ingreso. 

Evita problemas legales

Otro de los aspectos importantes no es sólo que se verifique el pago del Impuesto Sobre la Renta de las transferencias y depósitos, sino que se conozca claramente cuál es la procedencia del dinero que recibimos en nuestras cuentas, esto te evitará problemas legales, como ser acusado de evasión fiscal o de otro tipo de delitos, como el lavado de dinero. 

Por ello, si te piden tu cuenta de banco para recibir un depósito, deberías decir que no. Aunque se trate de familiares cercanos, para eso hay otras formas en las que pueden hacer operaciones para recibir efectivo. Y no hacer las cosas de acuerdo con la ley, puede tener costos muy altos.

Más contenidos en nuestra sección de Tips

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS