Cuidado con las cláusulas abusivas en contratos.
Tips

Cuidado con las cláusulas abusivas en contratos

Que la ansiedad o urgencia por obtener un crédito u otro producto no te haga firmar sin leer letras chiquitas.

Por: Mi Bolsillo

Las instituciones financieras pueden tomarte el pelo de distintas formas, una de ellas es por medio de las cláusulas abusivas en los contratos, mismas que representan un desequilibrio entre las obligaciones y beneficios que obtienen (con la firma del contrato) el cliente y la institución financiera. 

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) define a las cláusulas abusivas como: cláusulas que las instituciones financieras emplean en los contratos de adhesión con sus clientes, afectando el patrimonio de los mismos. 

"En los contratos que los usuarios firman con las entidades financieras para el uso de productos o servicios financieros, a veces se incluyen cláusulas que derivan en desventajas para el cliente, e incluso dejan en riesgo su patrimonio", cita la Condusef.

Tipos de contrato con cláusulas abusivas detectadas:

  • Crédito automotriz.
  • Crédito de habilitación o avío.
  • Crédito de nómina.
  • Crédito en cuenta corriente.
  • Crédito hipotecario.
  • Crédito personal.
  • Crédito refaccionario.
  • Crédito simple.
  • Créditos de habilitación o avío.
  • Depósito a la vista (con o sin chequera, nómina y ahorro).
  • Seguro de ahorro para el retiro.
  • Tarjeta de crédito.

La institución señala que, actualmente, derivado de la reforma financiera, la CONDUSEF puede sancionar a las instituciones financieras por tener este tipo de cláusulas en sus contratos y obligarlas a suprimirlas.

Condusef recomienda que los usuarios que sientan que están siendo afectados, denuncien las cláusulas abusivas.

¿Caíste en una cláusula abusiva?

De acuerdo a la Condusef, las cláusulas abusivas no sólo se encuentran en los productos antes mencionados. Indica que este tipo de cláusulas también pueden aparecer en otros contratos, por lo que si fuera el caso, la recomendación es denunciar.

De entrada, para saber si caíste en una cláusula abusiva, la Condusef recomienda hacer lo siguiente:

  • Recopila los contratos de los productos o servicios que hayas contratado con alguna institución financiera, como pueden ser: cuentas de depósito, tarjeta de crédito, crédito de auto, pólizas de seguros, etc.
  • Si no tienes tu contrato, solicítalo en la sucursal de tu Institución Financiera, o bien, puedes consultarlo en el Registro de Contratos de Adhesión (RECA) en la página de CONDUSEF.
  • Visita el canal de Mi Bolsillo en WhatsApp.
  • Determina el producto que contrataste (tarjeta de crédito, cuenta de depósito, crédito de auto, crédito personal o de nómina, etc.) y dirígete a la sección “Selecciona el Producto de tu interés” para que ubiques el tipo de producto.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros señala que mientras más conozcas tu contrato, podrás hacer vale tus derechos frente a las Instituciones Financieras.

Temas

Comentarios