Tips

El otro gran damnificado por el aplazamiento de Olímpicos 2020

En 2018, el ministerio de Turismo de Japón estimaba en 600.000 personas los extranjeros que podían viajar al país para presenciar en directo los Juegos

Por AFP .

- 10/04/2020 12:06

Hoteles que rechazan posponer las reservas o rembolsar a los clientes, billetes de avión echados a perder y al final, mucho dinero invertido para nada: los aficionados al deporte que pensaban acudir el próximo verano (boreal) a los Juegos de Tokio, aplazados ahora a 2021 por la pandemia del nuevo coronavirus, se debaten entre la preocupación y el pesimismo. Lea Entrénate como un pro... y ahórrate el gimnasio

Lisa Delpy, profesora estadounidense de Gestión Deportiva en la Universidad de Washington, había reservado 31 habitaciones para sus estudiantes, durante 28 días. Monto de la factura: 90.000 dólares (82.300 euros).

Los Juegos Olímpicos se llevarían a cabo hasta el próximo año. Foto: AP

Pese a no pedir el rembolso, esperando que sus estudiantes puedan liberarse dentro de un año para los Juegos previstos ahora del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, ella no tiene "ninguna garantía" de que sus reservas de hotel y avión puedan ser aplazadas doce meses.

Lea: El sueño profundo podría 'limpiar' las toxinas del día en el cerebro

Lea: Atrasos y robos, principales quejas contra aerolíneas

"La única información que tengo es que todo esto va a llevar su tiempo", explica esta apasionada que debía asistir a sus "vigésimos Juegos, contando tanto lo de verano como los de invierno".

Por el momento, el único consuelo para ella y el resto de aficionados es que el Comité de Organización japonés ha asegurado que "los boletos ya adquiridos serán válidos para la misma sesión (de las pruebas) en una nueva fecha, según las posibilidades".

- 600.000 espectadores extranjeros -

Pero la catedrática advierte: "Si los hoteleros y las aerolíneas empiezan a mostrarse muy avariciosos y rechazan colaborar con los espectadores y los organizadores, entonces tendrá que intervenir el gobierno porque no será bueno para el turismo japonés y dañará la imagen de Japón".

En 2018, el ministerio de Turismo de Japón estimaba en 600.000 personas los extranjeros que podían viajar al país para presenciar en directo los Juegos, un maná económico nada despreciable.

Muchos de estos visitantes, que ya habían reservado su alojamiento, a veces con dos años de antelación, no saben qué pasará ahora, tres semanas después del aplazamiento de los Juegos.

Hice una reserva hace dos años por seis noches en el Sakura Cross Hotel de Tokio, por unos 60.000 yenes (506 euros) a través de booking.com", explica un francés, que prefiere mantenerse en el anonimato y que debía asistir a sus 26º Juegos.

"No pido recuperar esa cantidad, sino simplemente posponer la reserva a 2021", precisa. Pero el hotel lo ha rechazado. "No podemos tomar en consideración estas circunstancias específicas", justifica el establecimiento.

En cuanto al transporte, "hice un seguro con AIG, al mismo tiempo que el billete de avión", explica. "Pero las condiciones exactas del seguro no especifican claramente si la pandemia está cubierta".

- Un 'shock' para los hoteles japoneses -

El aplazamiento de los Juegos, que da paso a una temporada de floja frecuentación turística como consecuencia de la crisis del nuevo coronavirus, "es un 'shock' enorme para todos, puesto que los ingresos de muchos de nuestros hoteles han caído ya a la mitad, tras el hundimiento de la demanda turística, no solo desde el extranjero, sino también en el interior de Japón, como consecuencia del coronavirus", explicaba recientemente Shigemi Sudo, secretario general de la Asociación de Hoteles y Ryokan (albergues tradicionales) de Tokio.

Los hoteles japoneses han sufrido con fuerza la pandemia del nuevo coronavirus, con una caída de las reservas de entre el 30 y el 90% en marzo y abril con respecto al mismo periodo de 2019, según la Agencia Japonesa de Turismo (JTA).

Numerosas empresas del sector hotelero y turístico del país se aferran a la esperanza de que los Juegos compensen las pérdidas de 2020.

Frente al descontento tanto de los turistas japoneses como extranjeros, algunas cadenas hoteleras van a mostrarse comprensivas.

"Normalmente, tendríamos el derecho de aplicar los gastos de anulación, pero en este caso no es culpa de los clientes, por lo que no cargaremos estos gastos", explicó recientemente a la AFP un portavoz de los hoteles Via Inn, que admite además que desconoce si se podrá negociar con los organizadores. "No sé si podremos acordar o no compensaciones con los responsables olímpicos".

Interrogado sobre la problemática general de la hostelería, un responsable del Comité de Organización de Tokio-2020 respondió que el tema "será estudiado". Solicitado por la AFP, el Comité Olímpico Internacional (COI) no reaccionó.

"Es un revés, para nosotros y para otros sectores", confirma a la AFP Greg Harney, consultor de Cartan Global, una agencia estadounidense especializada en paquetes turísticos para los Juegos Olímpicos.

"Vamos a acusar el golpe durante un tiempo, pero nos mantenemos optimistas porque de los cientos de clientes que tenemos, muy pocos han pedido un rembolso. Desean ir a Tokio el año próximo y en cuanto pase la crisis del coronavirus, las ganas de ir serán aún mayores", concluye.

¿Crees que Covid-19 permitirá que Juegos Olímpicos se realicen en 2021?

0%
No 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Tips