El peligro que se esconde tras una deliciosa taza de té
Tips

El peligro que se esconde tras una deliciosa taza de té

Cada bolsita de té que viene en ciertas presentaciones, contiene miles de millones de 'microplásticos', según un estudio

Por: New York Times

Un nuevo estudio advierte que incluso esa relajante taza de té podría conllevar algunos peligros de salud ocultos. Algunas compañías de té están reemplazando las bolsitas de té tradicionales de papel por bolsitas de plástico, pero las nuevas bolsitas podrían estar añadiendo miles de millones de minúsculos trocitos de plástico a su bebida, informa un equipo de Canadá. 

"Mostramos que dejar una sola bolsita de té de plástico a la temperatura de infusión [205 grados Fahrenheit (96 grados Celsius)] libera unos 11.6 mil millones de microplásticos y 3.1 mil millones de nanoplásticos en una sola taza de la bebida", concluyo un equipo dirigido por Nathalie Tufenkji, profesora de ingeniería química en la Universidad de McGill, en Montreal.

La proliferación global de microplásticos (unos trozos de plásticos que son tan pequeños que con frecuencia no se pueden ver a simple vista) ha llegado a los titulares últimamente, ya que se han encontrado en grandes cantidades en el agua del océano y del grifo, en el pescado y el marisco, e incluso en las heces humanas. 

"En los últimos años, cada vez ha habido más literatura científica que demuestra que los microplásticos no solo son ubicuos en el ambiente más general, sino que también entran a nuestros cuerpos", anotó el Dr. Kenneth Spaeth, jefe de medicina ocupacional y ambiental de Northwell Health en Great Neck, Nueva York. Spaeth no participó en la nueva investigación. 

Lea también Hacer ejercicio rinde frutos a cualquier edad, indica estudio

Enfatizó que simplemente hay muy pocos datos sobre si los microplásticos plantean o no una amenaza para la salud humana. Pero "basándose en la composición molecular de los microplásticos, hay motivos para una preocupación real sobre los efectos potenciales en la salud", advirtió, "dado que contienen una variedad de componentes que se sabe que dañan a la salud humana, incluyendo sustancias que afectan a las hormonas, además de cancerígenos humanos". 

En el nuevo estudio, el equipo de Montreal anotó que el calor del té en infusión puede hacer que las bolsitas de té de plástico se descompongan en trocitos de plástico que son miles de veces más pequeños que el diámetro de un cabello humano. Eso significa que no pueden verse, saborearse ni sentirse en la boca. 

Para investigar más, los investigadores sacaron el té de las bolsitas de té de plástico de cuatro fabricantes distintos. Entonces lavaron las bolsitas vacías y las colocaron en agua caliente.

Usando un potente microscopio electrónico, el equipo de Tufenkji encontró que una sola bolsita liberaba casi 12 mil millones de partículas de microplástico, y más de 3 mil millones de partículas de nanoplástico [incluso más pequeñas] en el agua.

Esos niveles eran miles de veces mayores que los observados en otros alimentos, anotaron. En un experimento distinto, los investigadores alimentaron dosis variadas de esas partículas a unos animales muy minúsculos, las pulgas de agua. Aunque las pulgas siguieron con vida, exhibieron algunas anomalías físicas y conductuales tras ingerir los microplásticos, reportan los investigadores en la edición del 25 de septiembre de la revista Environmental Science & Technology. 

Aun así, se debe realizar más investigación para observar si los microplásticos tienen efectos de salud en los humanos, apuntaron los investigadores de la McGill.

Spaeth añadió que el nuevo estudio "plantea la idea de que la exposición de los humanos a los microplásticos no solo es resultado de una contaminación generalizada en el ambiente más amplio, sino que nuestro uso de plásticos en los productos del consumidor empeora notablemente nuestra exposición a los microplásticos".

Temas

  • Salud
  • Bolsas de Té
  • nanoplásticos

Comentarios

TE RECOMENDAMOS