Tips

Empeñar tus prendas, una buena herramienta de financiamiento

Si necesitas dinero de manera inmediata, empeñar una prenda puede ser una buena opción antes que pedir un préstamo.

Por Katya Briseño

-
Empeñar en tiempos de crisis, una solución

Empeñar en tiempos de crisis, una solución - Archivo (Pixabay)

La pandemia ha traído consigo dificultades para todos los mexicanos, sumadas a los imprevistos que continuamente nos orientan a buscar soluciones simples para atajar necesidades de financiamiento.

La crisis económina no solamente se vive en México, sino a nivel mundial, por tal motivo, algunas personas se ven en la necesidad de recurrir a préstamos o empeñar alguna prenda para tener el efectivo que necesitan.

Nacional Monte de Piedad, Institución de Asistencia Privada. Foto: Reforma

Tal es el caso de Sandra Mendieta, una joven de 28 años que todos los días usa su coche para ir a trabajar, incluso en pandemia, pues forma parte del comercio minorista (venta de ropa). Sin embargo, los números no fueron tan fuertes en 2020 y tuvo que cerrar su negocio buena parte de la temporada decembrina, que solía ser la más importante de cada año.

Además de eso, en enero se le juntó el pago del seguro de su coche, con la verificación y la cita de mantenimiento anual en el taller, y Sandra no tenía los recursos para poder hacer los tres gastos. 

¿Crees que empeñar una prenda es mejor que pedir un préstamo al banco?

Si 0%
No 0%

La joven emprendedora no quería endeudarse para hacer frente a estos egresos, suficientes deudas tenían ya el negocio, y pensó en empeñar el reloj de oro que le había heredado su abuela. Estaba decidida a no perderlo, por lo que, en lugar de acudir a una casa de empeño tradicional, lo hizo en Nacional Monte de Piedad, pues descubrió que es una Institución de Asistencia Privada donde miles de personas acuden cada año para empeñar sus prendas. Lo mejor de esto, es que siempre se puede recuperar lo que se deja en garantía por el dinero recibido.

Así, Sandra hizo su primer empeño y en cuestión de horas ya contaba con el dinero en su bolsillo (siendo que un crédito personal o una tarjeta de crédito requieren un lapso de tiempo bastante considerable). De esta forma, pudo pagar el seguro de su coche, verificarlo y dejarlo en el taller. No solo eso, sino que le sobró algo de dinero que usó para empezar a pagar el préstamo, a partir de su quinto mes; ya que no es necesario liquidar de manera inmediata como una tarjeta de crédito o cualquier otro tipo de préstamo.

El empeño puede ser una herramienta de financiamiento en distintos momentos del año, tal como la ya conocida cuesta de enero, Semana Santa y regreso a clases; contando siempre con condiciones de pago inigualables y tasas altamente competitivas que benefician las finanzas personales en todo momento.

La moraleja de esta historia es que, ante situaciones complejas, siempre existen soluciones simples, y el empeño es una de éstas.

Para más información de este y otros temas, visita nuestra sección de Tips.

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Tips