Profeco ha publicado un estudio acerca de la calidad de seis variedades de purés de tomate. Foto: Pixabay.
Tips

Puré de tomate para tu sopa, descubre las más saludables

Por medio de uno de sus estudios de calidad, la Profeco encontró cuáles marcas tienen más sodio, más tomate y aquellos que ponen conservadores en el producto.

Por: Miguel Olivera

Profeco ha publicado un estudio acerca de la calidad de seis variedades de purés de tomate. Foto: Pixabay.

Profeco ha publicado un estudio acerca de la calidad de seis variedades de purés de tomate. Foto: Pixabay.

La Profeco ha realizado un estudio de calidad sobre purés de tomate en conserva. Señala las denominaciones que de este producto existen en el mercado: Puré de tomate, puré de tomate machacado, tomate frito, puré de tomate condimentado, puré de tomate sazonado y pasta de tomate.

Los purés de tomate analizados se compraron en mayo de 2020 y el estudio se realizó entre mayo y octubre de 2020. El estudio se basó en una Norma Mexicana de calidad, dos Normas Oficiales Mexicanas y una norma internacional Codex Stand. Los productos analizados corresponden a 17 marcas y se hicieron 306 pruebas.

Las variedades de purés de tomate analizadas en el estudio cumplieron casi todo lo establecido en
las normas, excepto el contenido en sodio y el contenido de 10 % nacional de sólidos solubles de tomate
libre de sal. Foto: Pixabay.

El proceso para fabricar el puré de tomate es el siguiente:

  1. Se cosechan los tomates y se seleccionan.
  2. Se cargan los cambios que los transportarán a la fábrica.
  3. Se lavan a presión y por inmersión.
  4. Se vuelven a seleccionar.
  5. Se pelan mediante un procedimiento térmico.
  6. Se trituran para obtener el puré.
  7. Se le añaden ingredientes como sodio, conservadores o almidones. Los almidones pueden no agregarse.
  8. Se envasa y se distribuye para su consumo.

En el estudio se verificó lo siguiente:

  1. Calidad sanitaria. Se verificó la inexistencia de microorganismos patógenos.
  2. Composición. Se midieron el porcentaje de tomate y los sólidos solubles de tomate. La norma establece que el contenido debe ser de al menos 10 % de sólidos solubles de tomate libres de sal.
  3. Etiquetado. Se revisaron los contenidos de sodio, acidez, potencial de Hidrogeno y conservadores. De esta manera se verificó si cumplen con lo ofrecido en la etiqueta y con la normatividad.
  4. Presencia de almidón y de azúcar. Aunque se determinó la presencia de almidón y de azúcar, no se hizo una cuantificación.
  5. Cumplimiento con los requisitos de información comercial. Se verificó que tuvieran los envases la información establecida en la normatividad: denominación, marca, razón social, nombre y domicilio, etc. Fue medido el contenido neto y se evaluó que la información del empaque fuera veraz y no confundiera al consumidor.

Como hace la Profeco en sus estudios, para este de los purés de tomate recomienda lo siguiente para seleccinarlos:

  • Compara precios. Esta comparación es necesaria por las variaciones que puede haber en el contenido de puré, pues unos están diluidos y otros contienen espesantes.
  • Fíjate en la fecha de caducidad. Es mejor si debe transcurrir más tiempo para que el producto caduque.
  • Lee siempre la etiqueta. Verifica su contenido y observa si contienen almidones o azúcares.
  • Antes de comprar el producto revisa el envase y asegúrate que no está abombado ni golpeado, pues esos detalles pueden indicar contaminación.
  • Antes de abrirlas lava latas y botellas, sobre todo de la parte donde se abre.
  • Cambia el contenido de recipiente y mantenlo en refrigeración para su mejor conservación.
  • Al guisar no le agregues sal.

En el estudio se señalan las marcas cuyos productos se analizaron. El análisis por denominación es el siguiente:

Purés con más contenido en tomate

La forma en que la Profeco determinó el mayor contenido de tomate fue considerando que a un mayor porcentaje de sólidos solubles de tomate libres de sal, corresponde un mayor contenido de tomate o bien de tomates más maduros o con menos contenido de agua. Los purés que contienen más tomate por cada denominación son:

  • Puré de tomate. La marca Mutti, 9.6 %.
  • Puré de tomate machacado: La Costeña, 5.6 %.
  • Pasta de tomate: Full Circle, 30.5 %.
  • Puré de tomate condimentado: Hunts 8.8 %.
  • Puré de tomate sazonado: La Costeña, 7.9 %.
  • Tomate frito: Cidacos, 12.1 %.

Purés con azúcar (sacarosa)

Respecto al contenido en azúcar, el estudio indica que no la contiene ningún puré de tomate, ningún puré de tomate machacado, ninguna pasta de tomate. Pero en purés condimentados sí contienen el edulcorante las marcas Aurera, Henz, Del Monte, y Nuestro Campo.

De los purés de tomate sazonados la marca Del Fuerte sí contiene azúcar. Y de los tomates fritos la marca Cidacos también la contiene.

Purés con más sodio

El puré de tomate con más sodio es el de La Costeña; del puré de tomate machacado también el de La Costeña; de la pasta de tomate Full Circle Market; del puré de tomate condimentado Heinz; del puré de tomate sazonado La Costeña, y del tomate frito Cidacos.

Purés con almidón

Los purés de tomate, de tomate machacado y las pastas de tomate no contienen almidón; los purés de tomate condimentado que lo contienen son Del Fuerte, Herdez, Del Monte, Aurrera y nuestro Campo; ningún puré de tomate sazonado lo contiene, y de los tomates fritos solo la marca Cidacos contiene almidón.

El estudio concluye que:

  • Todos tuvieron completa la información comercial.
  • Todos cumplen lo que declaran de contenido neto.
  • Todos cumplen con la calidad sanitaria.
  • Todos cumplen con la norma mexicana en lo referente a la acidez.
  • Los purés de tomate frito, purés de tomate sazonado, purés de tomate condimentado, purés de tomate machacado y puré de tomate tienen contenidos mayores de sodio, solo la pasta de tomate contiene una cantidad menor. Debe tenerse en cuenta que la OMS recomienda bajar el consumo de sodio, para reducir la tensión arterial, las enfermedades cardiovasculares y la cardiopatía coronaria.
  • El puré de tomate no cumple con el contenido de 10 % de sólidos solubles de tomate libre de sal, pero sí cumplieron con el 10 por ciento que señala la norma internacional.
  • Los almidones pueden ser añadidos para disfrazar la falta de tomate. Aunque no se trata de algo prohibido.

Más información en nuestra sección Tips.

Síguenos en

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS