Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte
Tips

Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte

Si no te alcanza el tiempo para atender tu trabajo desde casa y para tus actividades en el hogar, aquí unos consejos para solucionarlo

Por: Mi Bolsillo

Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte(Foto: Pixabay)

Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte | Foto: Pixabay

Desde que inició la pandemia y se declaró la emergencia sanitaria, miles de trabajadores vieron modificada su rutina laboral. Algunos han tenido que ir menos días a sus empresas,  o han visto interrumpidas sus jornadas ante la posibilidad de un contagio. Además, muchos centros de trabajo tendrán que adaptar sus espacios para regresar a su actividad productiva. 

Otros más, tendencia que va en aumento, se vieron obligados a adaptarse al home office, trabajo desde casa o teletrabajo. Sin embargo, para quienes la pandemia nos tomó por sorpresa y de un día para otro tuvimos que aprender a administrar nuestro tiempo para cumplir con distintas tareas, puede ser algo complicado y llevarnos a un mayor estrés, provocando más cansancio que cuando íbamos todos los días a la oficina. 

Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte. Foto: Reforma

Y es que, aunque tuviéramos muchas quejas por levantarnos, bañarnos, vestirnos y desayunar para salir corriendo a nuestro empleo, lo cierto es que los límites en cuanto al uso de los tiempos están muy delimitados. Por eso, si eres de los que luchan contra el reloj todos los días, te damos algunos tips para que te organices y la jornada te rinda.

1. Horarios fijos

Mantén el horario que tenías cuando ibas a tu oficina, sea que trabajaras en horario corrido o con un descanso de algunas horas para comer. A menos que tengas una indicación distinta por parte de tu jefe directo o empleador, deberías continuar con tu rutina previa al trabajo, respeta tu horario de entrada, de comida, y aplica lo mismo con tu horario de salida.

Que el home office no se robe tu tiempo; 5 tips para organizarte. Foto: Reforma

2. El espacio importa

Es posible que la barra de la cocina o el sofá de tu sala te parezcan los lugares más cómodos para trabajar, pero ten en consideración algunas cosas: tu espacio debe permitirte concentración (casi nunca es aconsejable trabajar frente a un televisor) y debes tener una postura que no te canse tanto.

Por eso lo recomendable es que adaptes un lugar en tu casa para colocar, por ejemplo, tu computadora, una silla y un escritorio (y todo lo que necesites para trabajar). Tiene que estar bien iluminado, con buena conexión de luz e internet; también tiene que estar limpio y debes alejarte de sitios donde puedas ver personas pasando o que ellas te vean. ¿Suena muy exagerado? Pues recuerda que debes enfocarte en sacar adelante tus labores.

3. Estoy en casa PERO estoy trabajando

Una de las cosas que puede ser más dañina para tu trabajo son las interrrupciones. Sin embargo, al verte en casa puede ser que los hijos, tu pareja, algún familiar, un vecino o hasta tu mascota consideren que estás disponible y tienes tiempo. Así es que tendrás que buscar la forma de dejar claro que durante esa jornada, no puedes dedicarte a otra cosa. 

Y en este sentido, hay que evitar las propias trampas. Dejar tu trabajo para poner una carga en la lavadora, o tender la ropa, o barrer la casa, sólo hará que te retrases y después tengas que 'compensar' ese tiempo perdido.

4. Muévete un poco

Concentrarte en el trabajo no significa que no debas moverte de tu silla. Así como en la oficina necesitas levantarte a tomar agua, servirte un café o ir al baño, también tienes que destinar algunos minutos a estos espacios de 'descanso'. 

Además, si pasas mucho tiempo en la misma posición, tu cuerpo lo resentirá. Es recomendable que te levantes y estires un poco tus brazos y espalda. Verás que te sentirás mucho mejor.

5. Termina tu jornada a tiempo

Esta es una de las partes más complicadas para los obsesivos del trabajo, quienes pueden pensar en quedarse un rato más para 'adelantar' su trabajo del día siguiente. No obstante, esta práctica puede convertirse en algo que llegue para quedarse, en perjuicio de tu salud y tiempo para ti, además que con el paso de los meses, podrías volverte menos productivo.

No sólo se trata de convivir con quienes te rodean, sino de que sigas haciendo aquellas actividades que hacen tu vida más completa. O igual aquellas que necesitas para tu día a día. Si el exceso de horas que le dedicas al trabajo te impide llegar al supermercado para comprar tu despensa o terminas tan cansado que no puedes hacer tu caminata de rutina, es señal de que algo debes cambiar, ¿no crees?

Más consejos sobre home office en nuestra sección de Empleo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS