Tips

Remates hipotecarios de los bancos, 5 tips para una buena inversión

El precio de las viviendas en remate hipotecario disminuye hasta 60% del valor real en el mercado; a pesar de eso pueden conservar o hasta aumentar su plusvalía

Por Miguel Olivera

-
El remate hipotecario se realiza cuando a una persona que le fue otorgado un crédito para vivienda le resulta imposible continuar pagándolo. Foto: Reforma.

El remate hipotecario se realiza cuando a una persona que le fue otorgado un crédito para vivienda le resulta imposible continuar pagándolo. Foto: Reforma.

Si buscas casa debes estar atento a algunas cuestiones para que no tengas problemas legales. Además es necesario te ajustes a un presupuesto. El Infonavit recomienda que, ya sea nueva o usada, la vivienda se encuentre en una zona urbanizada sin riesgos, con agua, drenaje, energía eléctrica, y al corriente en el pago de los servicios y el predial.

Si decides comprar un inmueble en un remate bancario, debes asegurarque que exista y está disponible, que las condiciones del crédito te resultan convenientes, viables y factibles. Y lo más importante es que consideres que en estas operaciones no compras en realidad una casa o departamento, más bien lo que compras al banco o al acreedor es un crédito. A continuación te presentamos unos consejos referentes a la compra de inmuebles en remates hipotecarios.

La razón por la cual la institución crediticia que haya otorgado el crédito recupera el inmueble es que queda en garantía hasta que se concluya el pago. Foto: Reforma.

1. Un remate bancario no es para quien busca un inmueble para habitarlo, es para personas que ya han realizado operaciones en el sector de la compra-venta de inmuebles y desean invertir para generar alguna ganancia.

2. Apoyo de un equipo. Puede estar representado por un equipo de abogados y un notario, ellos estiman lo que se debe de agua, predial, el avalúo, y pendientes diversos que pudieran tener los inmuebles, tales como los gravámenes.

También puedes leer: Si eres emprendedor así puedes registrarte en el SAT para obtener tu RFC.

3. Tiempo. El proceso de la subasta puede durar de seis meses hasta dos años. Quizá decidas rentar, o quieras vender, si optas por la venta deberás remodelarla y hacer algunas reparaciones. Entonces debes considerar que no tendrás liquidez sino hasta dentro de algún tiempo. En caso de rentar pasará mucho tiempo más antes de que veas regresar el dinero que invertiste.

4. Riesgo. Aunque las subastas no se consideran operaciones de alto riesgo, es necesario tomar en cuenta el tiempo que puede tardar en venderse una propiedad en esas condiciones.

Los inmuebles se ofrecen en paquetes. Si se llega a cometer un error en uno de los inmuebles, se toma en cuenta la pérdida al integrar el paquete, para minimizar los riesgos.

Si se cometen errores en el proceso judicial, la autoridad puede fallar en favor del acreditado y el inversionista perdería ese inmueble, por eso se considera mejor que el proceso sea iniciado por un banco o una institución financiera.

¿Obtuviste tu casa con un crédito hipotecario?

0%
No 0%

5. Gastos adicionales. Es necesario tomar en cuenta que se debe generar una nueva escritura, e incluso se debe tomar posesión sin que se haya resuelto el remate ni otorgado el inmueble. Entonces se gastan cientos de miles de pesos o millones de pesos en comprar los inmuebles por este medio, y además se deben efectuar estos gastos adicionales.

También existen los remates judiciales. En este caso el remate se realiza mediante un juzgado y una puja, los interesados compiten entre sí para hacerse de la casa y el pago lo realizan en efectivo.

Los compradores deben contar con un equipo de abogados especialistas que los apoyen en el proceso legal, también revisan los documentos.

Los remates judiciales se clasifican en litigiosos y adjudicadosEn los remates litigiosos se le compra al banco el crédito que existe a favor, entonces la garantía hipotecaria y el juicio se realizan contra el deudor. El proceso se realiza ante notario público o en un juzgado. Los remates adjudicatorios se realizan con las propiedades que ya fueron subastadas, pero no han sido escrituradas. Se formalizan ante un notario público.

También hay remates particulares o privados. Son para personas con problemas económicos y que no pueden pagar su crédito. Estas propiedades se permite adquirirlas mediante créditos del Infonavit, Fovissste o un banco, o bien realizar el pago en efectivo, siempre. El titular debe estar al corriente de las mensualidades.

Más información en nuestra Sección Tips.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Tips