Tips para ahorrar energía y gastar menos en tu recibo de luz y gas
Tips

Tips para ahorrar energía y gastar menos en tu recibo de luz y gas

Paga menos en facturas y consigue efectivo extra para comprar lo que tú quieras. Sigue estas sencillas sugerencias para mejorar tus hábitos y reducir tu consumo de energías

Por: Rodolfo López Millán

Tanto la electricidad como el gas natural se consideran servicios básicos del hogar, por eso también son gastos que inhabitablemente afectan nuestro presupuesto. Aunque no se puede hacer mucho en cuanto a las tarifas (que solamente aumentan), sí podemos ahorrar dinero en el recibo de luz CFE y gas cambiando nuestros hábitos de consumo.

La mayoría de gente es poco consiente de la cantidad de energía que desperdicia en casa. Basta con poner algo de atención y mejorar algunas prácticas de nuestra vida cotidiana para conseguir reducir nuestra cuota mensual de gas y luz.

Te sugerimos leer: Precio del dólar hoy viernes, peso cierra estable y gana semana

¿Cómo puedo ahorrar dinero en mi recibo de luz?

Para ahorrar algo de dinero pagando menos en tus próximas facturas, sigue los siguientes consejos:

  • Apaga o desconecta aparatos electrónicos que no estés usando (focos, tv, cargadores, ventiladores, etc.). Parece obvio, pero dejar el cargador del teléfono conectado o no apagar la luz cuando salimos del cuarto son hábitos mejor repartidos de lo que parece.  
  • Usa tus electrodomésticos de manera eficiente. Por ejemplo, no hace falta que dejes mucho tiempo abierta la puerta de tu refrigerador. Tampoco necesitas la televisión encendida mientras duermes. Otra cosa que puedes hacer es lavar la mayor cantidad de ropa que puedas en una sola carga, en lugar de lavar en ciclos separados. (El refrigerador, la lavadora y la tv son algunos de los electrodomésticos que más luz consumen.)
  • Instala focos ahorradores (de luz blanca). Aunque este consejo represente un gasto inicial, toma en cuenta que este producto gasta hasta 80% menos energía que los focos incandescentes (de luz amarilla).
  • Revisa periódicamente el sistema eléctrico de tu casa. Este consejo también representa un gasto importante, considérado principalmente si tu recibo de luz ha llegado inusualmente alto los últimos meses. También, piensa que las fallas eléctricas representan riesgo de incendio o accidente, no está de más prevenir.

Para complementar el ahorro que generes reduciendo tu consumo de energía eléctrica, reflexionar sobre tus hábitos de consumo de gas natural es buena recomendación.

Te sugerimos leer: Cómo funciona el crédito compartido Infonavit: ventajas y desventajas

¿Cómo puedo disminuir mis gastos en gas natural?

Toma a consideración los siguientes consejos:

  • Siempre que puedas usa agua fría en lugar de agua caliente. Sobre todo, cuando no sea del todo indispensable. Por ejemplo, cuando lavas ropa o trastes.
  • Evidentemente a veces es necesario bañarse con agua caliente, es inevitable. Lo que puedes hacer al respecto es disminuir el tiempo que duras bañándote, así incluso aprovechas mejor tus horas y también ahorras algo de agua.
  • Gestiona bien cómo utilizas la estufa. Ten cuidado con fugas y presta mucha atención a los tiempos cuando cocinas.
  • Por último, compara proveedores y encuentra la mejor relación calidad precio.  

Probablemente el primer mes después de implementar estos nuevos hábitos puedas llegar a pensar que la diferencia no es significativa. Sin embargo, ten por seguro que a largo plazo estos ligeros cambios acumularán una buena cantidad de dinero ahorrado.  

Para más información de este y otros temas visita nuestra sección Tips.

Síguenos en

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS