¿Transfieres dinero entre tus cuentas? el SAT te pedirá explicaciones
Tips

¿Transfieres dinero entre tus cuentas? el SAT te pedirá explicaciones

Aunque seas el titular de ambas cuentas y el dinero sea tuyo, el SAT podría solicitar que demuestres que no son ingresos por los que te falte pagar impuestos.

Por: Ivo Esqueda

En el caso de que tengas más de una cuenta de banco a tu nombre, lo mejor es que tengas cuidado con hacer movimientos de dinero entre las mismas, aunque seas el titular y los recursos de la transferencia te pertenezcan. Esto para evitar dificultades con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por lo que te conviene que prestes atención a esta recomendación.

Independientemente de que ambas cuentas, en distintas instituciones bancarias, cuenten con el mismo número de identificación del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) al ser su propietario, más vale ser cuidadoso con las operaciones que se realicen entre ambas.

Cuando la autoridad fiscal detecta esta clase de transferencias, y con la mayor atención que estará prestando a una fiscalización profunda de todos los contribuyentes, puede interpretar allí una diferencia entre los ingresos declarados y los depósitos que se reflejan en el banco ante lo cual el SAT puede concluir que se trata sencillamente de ingresos que no se han reportado y, por lo tanto, que le debes pagar impuestos.

Un ejemplo práctico donde puedes verte involucrado en estos problemas con el fisco es cuando prestas tu cuenta para que un pariente mayor haga una operación, y luego transfieres a otra de tus cuentas el recurso económico para poder retirarlo del cajero y hacerle la entrega del efectivo.

Recomendamos Infonavit: cuánto tardarás en juntar 1,080 puntos para comprar casa

Con las intenciones más inocentes de ayudar a tu familiar de pronto puedes verte notificado por el fisco para que le aclares de dónde salió ese dinero por el que no pagaste gravamen alguno, o que demuestres en todo caso que no es un ingreso sin reportar. En esa situación podrás sencillamente solucionarla presentando los documentos del banco como los estados de cuenta en donde se refleje la transferencia.

Te sugerimos leer Aprenda a ahorrar: 5 métodos para adquirir el hábito con disciplina

No olvides además que la autoridad tiene las facultades para fiscalizar tus operaciones y movimientos por una antigüedad que llega hasta los 5 años en el pasado, lo cual te obliga a seguir una contabilidad bien ordenada, almacenando tus estados de cuenta y si está en tus posibilidades, contratar a un profesional para que te asesore y te ayude a que todas tus finanzas personales se encuentren en orden y sanas.

Así, si haces un movimiento del cual cuentas con todas las referencias para documentarlo y acreditar que no se trata de dinero sin declarar impuestos y el SAT te llama a explicar de qué se trata, no tendrás complicaciones, como ocurriría en caso contrario.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Tips de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS