Tres prácticas de supermercados que afectan tus derechos
Tips

Tres prácticas de supermercados que afectan tus derechos

Como consumidor tienes derechos que los comercios deben respetar, conócelos para que estés prevenido

Por: Mi Bolsillo

En la actualidad, muchas de las compras que realizamos son en centros comerciales, supermercados y tiendas de conveniencia y la experiencia suele ocurrir sin contratiempos. Sin embargo, hay situaciones en las que sentimos un abuso por parte de los comercios, aunque desconocemos si la ley nos respalda o en qué casos aplica.

Conocer nuestros derechos impedirá que resultemos perjudicados o realicemos acciones que también son sancionadas por la autoridad. Por eso, aquí te  describiremos tres prácticas de supermercados que afectan tus derechos.

Tres prácticas de supermercados que afectan tus derechos

Estas tres situaciones son algo comunes en algunos comercios y de acuerdo con la Ley Federal de Protección al Consumidor, atentan contra tus derechos.

1. Etiquetas con precios que no corresponden a productos

Esta es una situación común en supermercados, tiendas de conveniencia y otros comercios. Ves un producto que te interesa, lo checas y es una super promoción, por eso lo pones en el carrito, o puede ser que no uses el checador pero el producto tiene una oferta exhibida.

Lea también Cuanto tu roomie arruina tus finanzas

Pero en el momento en que llegas a la caja resulta que no te lo quieren vender porque el precio 'es incorrecto'. Te dicen que no corresponde, que hay un error o largos etcéteras, y se niegan a cobrarte.

De acuerdo con la Ley  Federal de Protección al Consumidor, en estos casos el comercio está obligado a respetar la promoción que tiene exhibida. El sustento viene explicado en los artículos 42 y 50.

2. Poner en oferta artículos reacondicionados, sin avisarte previo a la compra

La ley señala que todos los productos (sobre ocurre con los electrónicos) que sean reacondicionados porque fueron devueltos, reconstruidos o arreglados, deben contar con alguna descripción que permita al consumidor estar enterado de las condiciones en las que va a adquirirlo. Es decir, no pueden pasarlos como productos nuevos.

Muchos comercios ponen en promoción este tipo de artículo pero no le explican al cliente qué problemas puede presentar la pieza o cuál es la garantía a la que tiene derecho. Esta práctica está descrita y prohibida en el artículo 39.

3. Revisar a un cliente por sospecha de robo

Ningún empleado de un supermercado o comercio podrá retenerte por sospecha de que se ha cometido un robo. Para denunciar y poder detener a las personas, deben atraparlas en flagrancia, o sea en el momento que están sustrayendo algo de la tienda. En ese, caso, lo único que pueden hacer los encargados de seguridad es mantener al cliente bajo su custodia y responsabilidad, mientras llega una autoridad competente.

En caso de que se haya tratado de un error, malentendido o arbitrariedad por parte del comercio, éste será acreedor de una sanción por su infracción, sin contar con que podrás solicititar la reparación del daño moral y la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados en caso de no comprobarse el delito imputado. Esta situación está contemplada en el artículo 10 de la ley.

Temas

  • Derechos de consumidores
  • Supermercados
  • Tiendas de conveniencia
  • Ley  Federal del Consumidor

Comentarios

TE RECOMENDAMOS